lunes, 15 de junio de 2015

Crónica 1º Desafío Herrerino, Trail 21,1 km, 13-06-15

Bueno, vamos a escribir la crónica de esta carrera esperada e ilusionante para mí por correr en mi pueblo. La primera impresión tras ellas es de malas sensaciones durante ella, pero acercándome al objetivo de tiempo que había previsto, por lo cual tampoco fue la cosa tan mal.

Subimos el viernes por la tarde a Herrera, no muy tarde para poder recoger ya el dorsal y la camiseta, así no tenemos que preocuparnos de ello el sábado.
Tras cenar un poco tarde y hacer tiempo, me metí en la cama cerca de la medianoche, consciente de que me iba a costar conciliar el sueño. Me dormí a eso de las 2 y a las 6 ya estaba despierto. Bueno, pocas horas de sueño pero ya me imaginaba que con los nervios me iba a pasar. Desayunamos lo habitual, y bajamos a ver el ambiente en la plaza. Poco antes de que salgan los andarines a las 9 h, nos subimos a casa a cambiar, para ir con tiempo sobrado. El día es agradable, no hace viento, bien de temperatura...si acaso un poco de humedad alta, que presagia tormentas a media mañana.

Un cuarto de hora antes ya bajamos a la plaza y estiramos y trotamos un poco antes de la salida. Bajo al paso y veo que baja el río, no mucho, pero hay que ver por donde lo cruzamos sin mojarnos los pies, que hacer 21 km con el calcetín mojado es ampolla segura. Volvemos a la plaza, últimos estiramientos, y ya hacia el arco de salida. Somos 52 inscritos en esta carrera, con lo cual no abultamos mucho. Aun así me coloco el último, total estoy a 10 m de la salida.

Puntuales se da la salida y salimos despendolados calle abajo. Bueno, unos mas que otros, porque todo el mundo se va hacia adelante y veo que estoy último último de verdad.
Cruzamos el río intentando saltar, yo por una zona mas trasera que la mayoría, por lo que hago un quiebro innecesario. Salimos al paso y a la carretera del Villar. Allí se cumple el km 1. Miro el reloj y 5:30 clavados, que era mi previsión, así que a cola de grupo, tranquilo.

Giramos ya hacia Valdelafuén, y comienzan las primeras rampas de subida. Sigo último y con el coche escoba detrás. Joer que vergüenza, no?. Bueno, ya flojarán... Las primeras rampas se me atragantan bastante. Ya sé que en toda la primavera no he hecho nada de desnivel, me he limitado a correr por el canal acumulando km y mas preocupado de que no reaparezcan mis lesiones que de preparar una carrera de monte, así que subiremos como podamos.
El km 2 lo marco en 6:13, con 30 m de desnivel. Mi previsión era de 6, así que se me va un poco. Salimos ya a la larga recta que pica hacia arriba y acaba con el desvío a Valdelafuén. Aquí se quedan ya dos chicas por detrás, con lo cual ya no es por no ir el último, es por no oír detrás el coche escoba, jeje. Dejamos a la derecha la entrada a Valdelafuén y giramos hacia el molino, donde se endurece el camino. Picamos en km 3 en 6:44, con 60 m de desnivel y un poco mas lentos de mi previsión para este km que era de 6:30.

En cuanto pasamos un cruce y nos adentramos por el pinar, decido ponerme a andar, rapidito pero andar, voy bastante duro de piernas y esto no ha hecho mas que comenzar. A pesar de ir marchando,  voy manteniendo una distancia de 10-15 m detrás del grupito de 6 que llevo por delante. Mi objetivo debe ser mantenerlos a la vista. Este km 4 combina algún descansillo con rampas mas duras, intento correr algo en los descansillos, pero apenas me da para 50-100 m y vuelvo a andar. Poco a poco se me va yendo el grupillo, excepto un chaval que se queda y se pone también a andar. A este lo pillo y lo adelanto. ya haremos toda la subida adelantándonos mutuamente. El km 4 lo paso en 7:43, con 63 m de desnivel, y también mas lento de los 7:30 que había previsto. 

Me voy acercando al minuto de retraso sobre mi previsión, y aun no hemos empezado lo duro... Pasamos por el cruce del camino que viene desde Valdelafuén, y afrontamos los dos km mas duros de la subida. Aquí la organización se lo ha trabajado de lo lindo, han extendido y prensado una capa de seleccionado, por lo que se anda muy bien y apenas hay piedras sueltas. Un lujo. Baja un chaval de la organización con un quad y me ofrece agua, pero le digo que no....tenía en la cabeza que había que aguantar hasta el km 6 y me pilla de sorpresa. El chaval que llevo delante si que coge agua, y a los pocos segundos reacciono y le pido que me guarde una poca. Llego a su altura y bebo, compartimos el botellín. Este agua me viene bien, y siguiendo andando rapidito, nos plantamos ya en la zona de la curva de cemento, donde viene la rampa mas dura de toda la subida. Pico el km 5 en 8:39, con 90 m de desnivel. Este km lo había previsto conservador a 9:30, con lo que recuperamos el retraso sobre lo previsto. Por delante ya no tenemos referencias, el grupito se ha alejado y ya no de ven.

Enfilamos la peor recta de desnivel. Dejo unos metros atrás al chaval acompañante, agacho la cabeza para no ver todo lo que queda, y a andar braceando lo mas rápido posible.... se hace duro, pero ya llegamos a la doble curva que nos acerca al cruce con el camino nuevo. Ya veo el avituallamiento donde está Juanjo. Es mi peor momento de la subida. Justo pico aquí el km 6 en 9:41, con 104 m de desnivel y un poquito mas de los 9:30 previstos, pero vamos sobre el horario. Me paro y me tiro a por un vaso blanco, pero es aquarius, puagg que pastoso. Ya me fijo y cojo agua a la izquierda, y tras beberla, con una paradita de 10-15 segundos, reemprendo la marcha. Solo llevo detrás a 3, no sé si sentir vergüenza o no....realmente hoy no doy mas, así que me tendré que conformar.

Como el comienzo del camino nuevo coincide con una zona dura, tampoco me planteo correr, sino seguir marchando a ritmo vivo. A mitad de este km 7, hay unos pequeños descansillos o falsos llanos, en los que tenia previsto intentar correr. pero nuevamente tampoco dan para mucho, logro trotar 50 m antes de volver a andar, por lo que ya me pregunto si gano algo con ello o no merece la pena. Aquí sobre el 6,5 me cruzo con el primer clasificado que ya baja. Va muy sobrado respecto a los demás, ganará fácil. En este recta entra un poquito de aire de cara y se agradece, hace calor y humedad.

Girando el monte del peirón pico el km 7 en 8:48, acumulando 64 m de desnivel, y un poquito peor de los 8:30 previstos, retraso que coincide prácticamente con el tiempo de parada en el avituallamiento. Aquí ya me cruzo con mas corredores, bajan disgregados pero ya con algo mas de continuidad. Los voy saludando y animando. A la altura del peirón me pilla el compañero que llevaba por detrás, así que en esta dura recta, agacho la cabeza y me intento pegar a él. Tras otra curva, enfilamos ya la recta que nos dejará prácticamente arriba. Aquí me cruzo con pascual, ánimo. Casi ya llegando, picamos el km 8 en 8:13, con 83 m de desnivel, y bastante por debajo de los 9:00 previstos, así que vamos sobre la previsión. Justo antes del giro para la última rampa me cruzo con Javi lucero y su acompañante. Este era una de las personas que tenía previsto intentar seguir, pero veo que me saca ya 3-4 m con lo cual lo tengo muy lejos. La última rampa veo que nos meten por un antiguo camino de tierra a la derecha, haciendo un zig-zag. Unos metros tras el chaval de negro, alcanzo la explanada de la ermita. Hago el mono para una foto, y entro en la plaza de la ermita.
Llevo toda la subida acordándome me de mi Virgen, pero justo cuando paso por la puerta no reparo en ello, sólo quiero avituallarme. Pasamos por la puerta Herrera, y tras bordear la capilla, llegamos al avituallamiento, que está en la zona de las antenas. Llego en 1h05m clavados, que era la previsión, así que bueno..... Me ofrecen torta de pimiento...calla, hombre...no se si me han confundido con andarín, jeje. Me como un bocado de plátano y cojo un botellín de agua, y tras una breve parada de 10 segundos me lanzo ya hacia abajo. El chaval de negro se queda avituallándose, ya no lo volveré a ver.

Comienzo a trotar suave a favor de la pendiente, sin forzar en esta primera rampa de cerca del 20 %, en la que mas bien tienes que ir frenando. Tras la curva ya puedes empezar a empujar y dejarte llevar cuesta abajo. El km 9 sale a 6:55, teniendo parte de subida, bajada y la parada del avituallamiento.
Me voy recuperando y encontrando mejor, puedo rodar bien sin que se quejen los cuádriceps de la subida, así que pongo un ritmo sobre 5:00 y para abajo. Sobre el 9,5 cojo a otro chaval de camiseta blanca, lo adelanto y lo animo a seguirme el ritmo. Saco un power-gel y me lo voy tomando con agua del botellín. En la curva por detrás del peirón me los acabo y los dejo al lado de la valla central que separa la subida y la bajada, para que los recojan luego al retirarla. Entablo conversación con el chaval, que me dice que a ver si me puede aguantar el ritmo. Yo le cuento lo que queda y le animo a seguirme, pero para hablar con él tengo que girarme ya que va haciendo un poco la goma. Los km 10 y 11 los pasamos en 5:14 y 4:59 respectivamente, antes de llegar al siguiente avituallamiento.

Aquí ya llevo mejor cara. Giramos y cojemos ya la pista asfaltada, mejor si cabe para rodar. Cojo otro botellín de agua, pero está demasiado fría y tengo que ir bebiéndola muy poco a poco y tirar una parte. El chaval me aguanta detrás a unos metros. Los km 12 y 13 los pasamos en 4:59 y 5:06.

En la curva de Sancho Mancho dejo el botellín en la calzada al lado de unas cintas de señalización, así lo recogerán al ir a retirarlas. Tras la curva cambia la pendiente a menos, y el chaval lo nota porque dejo de oírle por detrás y lo pierdo. Se que quedan 3 km de bajada mas suave donde hay que seguir empujando. Los km 14 y 15 los paso en 5:08 y 5:01. Bien, mientras rondemos los cinco y poco vamos bien, Al final de una de estas largas rectas, veo a lo lejos a dos chavales. Al principio lo veo lejísimos y pienso que son inalcanzables, pero un km mas delante ya no los veo tan lejos. me marco el objetivo de intentar acercarme a ellos. El km 16 lo pico en 5:03, y ya giramos al camino de tierra que bordea el pinar en dirección a Herrera. 

Este camino no lo han arreglado, y a pesar de que está muy bien, tiene alguna piedra suelta a las que empiezo a dar patadas, señal de que no levanto los pies ya ni 5 cm del suelo por el cansancio. Este tramo es desconocido para mí, y tiene una sucesión de pequeñas curvas y cambios de pendiente, que se hacen duros a estas alturas. Sigue siendo terreno mayormente favorable, pero tras llevar 7 km bajando, este cambio hace mella. En un pequeño claro veo a los de delante, aún lejos pero ya no tanto. Pasamos el km 17 en 5:40. Uff, menudo parón, no contaba con esto. Aprieto los dientes y me propongo que hay que sufrir. Es lo mas duro por la distancia acumulada, pero tengo claro que a piernas me ganan todos, pero yo tengo que enjuagar ese handicap sabiendo sufrir mas que ellos. El km 18 también se va a 5:37. Pasamos el avituallamiento y también cojo agua, pero ya no recuerdo ni que hago con ella. Llevo a lo lejos a la pareja que quiero alcanzar.

Salimos del pinar y entramos en una zona que yo pensaba que sería toda favorable. Pues no, son lomas que hay que subir y bajar. Aquí ya me voy acercando a los que tengo delante, sufriendo en las subidas de las lomas. Pasamos el Km 19 en 5:34. Ya deseando que llegue el cruce con el camino viejo, que a partir de aquí si que es todo favorable. Poco antes del cruce con cojo y los adelanto. me dicen que voy como una moto....si,,,,, Bajamos el tramo encementado y ya salimos a la carretera, ya solo queda un km. paso el km 20 en 5:30. Miro el reloj y las 2h10m van a ir un poco justillas, estoy un minuto por encima. Apuro la entrada por la zona del cementerio y entro por Carravillar. Bueno, solo queda subir el puente y ya está. Salgo al revés y ya veo y oigo la meta, ya está hecho...Pues no, yo creía que era cruzar el puente de piedra y bajar a la plaza, y me indican que siga revés arriba...uff, esto no me lo sabía, jeje. A la altura de la pasarela del mesón pego un grito a uno que está sentado delante para ver por donde es, y me indica que para arriba. En el puente de las escuelas ya paso y enfilo la Av Zaragoza en dirección a la plaza. Entro y doy mi salto jotero antes de cruzar la meta en 2h12m32seg. 21,14 km con 550 m de subida, a 6:16 de media, y el 42 de 48 llegados.

Bueno, un par de minutitos mas que mi previsión, pero es lo que hay. Contando que el que ha llegado delante de mí, Javi lucero, me ha sacado 4 minutos y pico, tampoco hubiese ganado mucho, jeje.
Comparando con otros tracks, mis peores km han sido la parte dura de la subida, del 5 al 8, y los menos malos, los km de las lomas del 17 al 20, tal vez por querer o saber sufrir un poco mas.
Foto con mi sobrina Raquel, que se ha estrenado en la carrera de 8 km, y con Pascual, agua y a la ducha. Estirar...casi que me da igual. Entrando en la ducha veo que empieza a llover. Vaya, aún están los andarines por ahí, les va a caer todo. Y yo me he librado por poco. Luego resulta que esto de las tormentas es lo que tiene, los andarines que iban mas atrás por el pinar casi ni se han mojado.

Lo dicho, ducha, un par de cervezas y al pabellón a comer. Gran rancho con 600 comensales, casi es mas complicado esto que preparar la carrera. Una vez mas un 10 para la organización, muy bien todo.
Carrera muy bonita y emotiva, espero que se hayan quedado todos con buen sabor de boca, para volver a repetir en sucesivos años.

En cuanto a lo particular, cumpliendo el objetivo realista de tiempo. Un poco triste porque estoy lejos de la forma y tiempos de hace año y medio, con la sensación de que no van a volver, pero sabiendo que tengo que seguir corriendo porque me gusta y porque disfruto. Olvidarme el reloj, que siempre es difícil, alternar a partir de ahora en verano el correr, la bici y las salidas por el monte, y seguir enganchado al noble vicio del running.  

viernes, 29 de mayo de 2015

Pocos rodajes...y a por ello

Resumen Mayo 2015.
El mes de Mayo lo podemos dividir en dos partes, antes y después de la media del día 12. La semana previa hice tres rodajes de 10-12 km a 5:30 m/km, luego un masaje de descarga, y ya a esperar la media. El viernes como ya conté me dio un aviso la cintilla, por lo que el ritmo de la media se convirtió en algo secundario, y lo importante era correrla y acabarla sin lesión.
Gracias a Carlos pude ir a un ritmo tranquilo pero sostenido, y a pesar de que la marca es mala, por lo menos no se quejó el tema y he podido seguir entrenando.
La semana siguiente toca de recuperación, un día de andar por los pinares y dos de correr, así llegamos a mitad de mes.

Se me había pasado comentar que a mitad de Abril estrené nuevas zapatillas. Las Adidas Supernova Glide 5 acumulaban ya 1.100 km y pedían un cambio. Lo malo es que este año no las pillé bien de rebajas, y soy ratilla para gastarme mas de 100 € en unas de temporada. En el viaje de semana santa a la playa, pasamos por Mora y me compré dos pares: Unas Adidas Supernova Sequence 6, y unas Adidas Revenergy con suela boost. Ya sabeis que soy de mucho mirar. ¿Son unas zapatillas que se adaptan a mí?. No. Pero bueno, estaban muy bien de precio, y voy a probar si soy yo el que me adapto a ellas.
Las Sequence 6 son unas zapatillas muy vendidas, para 80-85 kg, y con control de pronación. para pronadores ligeros y/o moderados. Yo siempre he gastado neutro, pero dado que las cintillas son las que me dan mal, voy a probar si cambiando algo las alineaciones, voy a mejor o a peor.

Ahora que ya llevo 200 km con ellas, puedo decir que van muy bien, no he notado gran diferencia con las Glide que llevo gastando 5 años. El control de pronación si tienes el arco medio o alto no afecta casi nada, y siempre ganas en estabilidad.

Las otras que me compré, las Adidas Revenergy, son las primeras que compro con tecnología boost, y aunque están pensadas para corredores mas ligeros, las iré probando en días cortos o un poco mas rápidos a ver que tal. Estaban muy bien de precio, a una mala, se usan para caminar o para vestir...
Seguimos. La segunda quincena me propongo aumentar a 4 salidas a la semana, con el riesgo que eso conlleva, pero hay que intentar algo. 
Lo malo es que me cuesta hacer salidas largas, un día por calor, otro por alergia, otro por aire....no logro pasar de los 9-10 km por una u otra razón. Por lo menos los rodajes son algo mas alegres, rondan los 5:30 m/km y algún día con Juanfran logramos bajar de 5:20 m/km.

Con esto finalizamos el mes de Mayo sin mucho kilometraje, 165 km en 15 salidas y 3 andadas. Es poco, sí, pero es con lo que iremos a Herrera a hacer lo que podamos. 

No llevo ni los km acumulados, ni las tiradas necesarias, ni el ritmo ni el peso....pero tengo ganas de subir a la ermita, así que con ilusión.

Tengo una tabla preparada, con las subidas de hace dos y tres años, de los ritmos que deberían salir por km. Es un poco temerario ponerlo, ya que esto sólo son aproximaciones tomando como base otras veces, pero bueno, ahí van:
Km 1: 5:30, km 2: 6:00, km 3: 6:30, km 4: 7:30. Hasta aquí, a mitad de subida, una media entre 6:15 y 6:30 m/km. Los dos Km mas duros, marchando, km 5 y 6, a 9:30, llegando al avituallamiento del cruce con 7:15 - 7:30 de media. Ya por el cemento, km 7: 8:30, km 8: 9:00, y el pico de la llegada al alto sobre 3 m.  Con esto, estaría en el avituallamiento de la ermita en 1h5m, con una media de 7:50 m/km.
La bajada es mas incógnita, ya que dependerá del estado de las rodillas. Calculando una media de 5:10 - 5:15 por km, podría hacer la bajada de 12.700 m en 1h5m, llegando a meta sobre las 2h10m.

¿Es mucho?. Puede ser, pero peor es pensar en hacer tiempos que sabes fehacientemente que no están a tu alcance. Rondar ese tiempo debe ser mi objetivo.


lunes, 11 de mayo de 2015

Crónica XVIII Media Maratón Zaragoza, 10-05-2015

Debería comenzar esta entrada comentando que es el quinto año consecutivo que corro la media maratón de Zaragoza, y que hice hace ya un tiempo el propósito de intentar no fallar ningún año en esta carrera mientras las piernas me lo permitan. Hasta ahí objetivo cumplido.
También podría ponerme negativo y destacar que es la peor marca de las cinco medias que he hecho en Zaragoza... no mentiría pero entonces ya tampoco tendría sentido seguir escribiendo esta crónica.

Comenzaremos el previo tres meses antes...entonces, aún recuperándome del parón de mi lesión de la cintilla iliotibial, apenas podía bajar de 6 m/km, con las pulsaciones disparadas, y aguantando menos de una hora de trote. El anuncio del I Desafío Herrerino hizo que me intentara poner un poco las pilas, para hacer un papel algo digno en mi pueblo, en un recorrido que he hecho muchas veces andando y trotando. Tras dos meses de 35-40 km semanales, por fin parecía que iba cogiendo algo de forma, podía hacer 12-14 km alrededor de 5:30 m/km sin echar la hiel.
Hace quince días, en el último momento de inscripción de la Media, decidí pagar y ver si podía hacer un entreno de algo mas de calidad, con vistas al objetivo que es la carrera de Herrera del 13 de Junio. Así debía tomármelo. Además la cintilla vuelve a dar avisos, y si la cargo otra vez tocará parar en seco y olvidarme del objetivo.
La semana previa hago 10 km el martes, y el miércoles me doy un masaje de descarga, todo bien. El viernes no aguanto parado y hago sólo 4,5 km muy muy suaves, para soltar piernas. Luego de comida por ahí y al partido de Jorge, y casi por la noche, de repente me da un pinchazo largo la cintilla izquierda...la de la lesión. Me cago en todo....hielo, ibuprofeno y reposo.

El sábado lo paso currando unas obras que me han encargado, con lo que tengo la cabeza ocupada y no me doy mal de si me duele o me deja de doler. A mediodía vamos a por el dorsal, le cojo la camiseta talla de Jorge, que yo ya tengo muchas, y damos una vuelta por el Alcampo. Otra vez me amaga el tema, así que con cabreo familiar, nos volvemos a casa.
Para compensarlo luego salimos a cenar al Kuki´s Place, hamburguesa, patatas y cerveza...no es la pasta que debería comer, pero me preocupa mas el tema lesión que el hacer la rutina previa.

Tras dormir 7 horitas de tirón, me levanto con la idea de ir a probar, y si me duele mucho paro y a casa. Ademas me ha llamado mi vecino Carlos que debuta para ir juntos, y hablando con él no vamos muy diferentes de ritmo, así que tengo alguien con quien correrla. Llevo un par de años yendo mas sólo que la una, se agradece la compañía.

Nos colocamos la ropa, estreno la camiseta (cosa que no se debe hacer), cremas y demás, y cogemos el tranvía hasta las murallas. Me llevo una botellita de agua ya que no me he acordado ni de comprar Aquiarius o similar...

En el puente de piedra calentamos un poquito, hacemos un trote de dos minutillos, y nos metemos en el cajón al lado del globo de 1:45. No encontramos sitio para el último pis-stop, pero ya lo sudaremos, jeje. Mucho calor y algo de apreturas, tardamos como cinco minutos en dar la salida, y algo mas de un minuto en pasar bajo el arco de inicio.
A mí particularmente me gustaba otros años salir un poco mas adelante y luego ir poco a poco descolgándome hasta que me alcanzará el globo de mi objetivo. Hoy no, no quiero empezar fuerte. Carlos al ser su debut tampoco quiere salir fuerte y luego pagarlo, así que tranquilos. 

Bueno, salimos tranquilos, el globo de 1:45 se aleja, y nos adelanta ya por el Pilar el de 1:50. Primeros kilómetros sobre 5:20, viendo que todo está en su sitio y no hay dolores....


Primer avituallamiento, hoy va a hacer calor...km 5 en 26:34, tenemos al globo de 1:50 a la vista.

Subimos el puente y veo a Ana Urrea, que todos los años hace buenas fotos, saludos!!!


La vuelta por la ribera ya empieza a apretar el sol, da de espaldas pero se nota que pega. Además hay tramos sin sombra de los árboles, hoy va a ser duro. Llegamos al segundo avituallamiento en el km 9 pelado...esto es algo a mejorar. Lo ponen en Echegaray antes de coger San Vicente de Paúl, entiendo que porque no se quede luego tan sucio la zona del casco. Pero luego hasta el siguiente que está en el Km 16 hay 7 km...excesiva distancia.
Me tomo un gel grande, no sé si lo necesito, mas por sales que por glucosa, pero bueno, pa´dentro. Pasamos el km 10 por Don Jaime en 53:35. El km 11 callejeando por el casco viejo es curiosamente el mas rápido... llegamos a la Plaza del Pilar y hago un par de saltos joteros...pasamos el arco en 58:38 desde la salida.


video

Salimos a la ribera y comenzamos la segunda vuelta. De momento bien, sin apretar pero sin dolores. le digo a Carlos en varias ocasiones que si quiere que tire para adelante, pero prefiere ir tranquilo al ser su debut.
Por el Paseo de la Ribera el globo ya se ha perdido de vista. Un ciclista le comenta a un corredor que apriete que está a minuto y medio y que si acelera lo pilla. Tenemos una pequeña conversación donde le explico que eso de recortar dos minutos a un tío que va a ritmo por delante de tí es muy complicado.
Volvemos al bucle del Paseo Longares, kilómetros tediosos. Km 15 en 1h20m. Al salir de ellos tercer avituallamiento, km 16. Carlos se toma un gel pequeño que le he dado, y yo me tomo otro. No había probado nunca geles así que por si acaso, con un pequeño vale, no le vaya a sentar mal. A la salida me comenta que este tramo es el mas pestoso....coincido.
Aquí si que empieza a apretar el calor y el ritmo se resiente. Subimos el puente haciendo el km en 5:39. De nuevo Ana Urrea con la cámara. Gracias. 


Un respiro en la bajada del puente, y enfilamos ya la larga ribera dirección al Pilar. Aquí comienza a haber mucha gente por las cunetas, con golpes de calor...es un día duro para correr porque el cuerpo no está aún acostumbrado a estas temperaturas. Ambulancias en dirección contraria...

Este km 19 es, como el año pasado, el mas lento, en 5:43 nada menos... Vamos buscando la sombra de los árboles, el sol ya está alto y casi no hay sombra. A estas alturas ya jodido, da igual si has apretado mas o menos, vas agotado.
Cogemos agua de nuevo en el avituallamiento del km 20, pasamos en 1:48:04.

El agua está caliente y sólo vale para echarla por el cuello... Subimos San Vicente de Paúl, ¡han venido a verme mi mujer y mis hijos!...hace ya unas cuantas carreras que ya no les "obligo" a venir, los entiendo..... me ven aquí y luego en Don Jaime. A mitad del Coso le digo a Carlos que esto está hecho, que es el momento de disfrutar. Callejeamos y llegamos tranquilos a meta, sin esprintar...gracias Carlos por hacer el recorrido juntos, se ha hecho mucho mas llevadero.

Finalmente el tiempo se va hasta 1:56:52 de tiempo real, posición 2318 de 3268 llegados...5:23 m/km de media. Bueno, hoy era cuestión de cumplir con la tradición de la media sin machacarse en exceso y se ha conseguido.
Y eso que cada día la carrera crece en número de participantes y en popularidad. Este año el tiempo medio ha sido de 1h48m, cuando hace unos años rondaba la 1h40m.
video


Los tiempos de otros años eran: 2011: 1h53; 2012: 1h46; 2013: 1h50; 2014: 1h47. Con lo cual sí, es mi media de Zaragoza mas lenta, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras. Soy mas viejo y peso mas, así que lo importante es que al año que viene podamos volver a colocarnos en la línea de salida y cumplir con la tradición.


lunes, 4 de mayo de 2015

Meses de altibajos

Resumen Marzo y Abril 2015:
Comenzamos el mes de Marzo proponiendo trotes suaves entre semana y un rodaje largo entre 12-14 km los domingos para ir cogiendo fondo. Poco a poco vamos bajando pulsaciones y arañando segundos al ritmo, aún lejos de los de hace un año, pero tampoco tenemos que compararnos con otras épocas, cada tiempo tiene su porqué.
Completamos el mes acumulando 148 km en 16 salidas, alternando como hemos dicho salidas muy tranquilas con el grupo del cole, con otras mas alegres para darle un poco de chispa.

En semana santa nos vamos a la playa y hago varias salidas de entre 11 y 13 km, que vuelven a ser agotadoras por la humedad, pero ahora me pilla menos desprevenido y ya sé que en la zona de playa el bidón de agua es obligatorio.
A la vuelta, la primera semana de Abril, hago 4 salidas seguidas entre semana, y aunque son a ritmo muy suave, en la última ya me avisa la cintilla ilitotibial de que está allí y que la cuide. Así que de nuevo a flojar, mucho estiramiento, hielo y a tomar colágeno para reforzar.

La siguiente semana sigo con lo previsto, pero alterno alguna salida intermedia de "andar a ritmo vivo" por terreno ondulado, a ritmos de 8 a 8:30 m/km, de forma que mantengo y hago algo de ejercicio cardiovascular, y recupero algo las cintillas al sufrir menos impactos que al correr.
Alternando estos días con los de correr logro recuperar el tema, sin olvidar los estiramientos y el hielo, y acercarme ya con tiradas de 14 km a ritmos alrededor de 5:30 m/km, que ya no están tan alejados de los de otras temporadas.

Para el puente de San Jorge nos subimos a Jaca, y el primer día por cambiar decido subir a Peña Oroel desde el parador, haciendo la subida a marcha y la bajada a trote. Casi 8 km en 1h26m. Comparando, tanto la subida como la bajada me cuestan 6 m mas cada una que hace dos años, si bien entonces el propósito era correr en todos los tramos posibles de la subida y la bajada, y ahora el propósito era "andar rápido".
Al final de la bajada me voy notando muy cargado de cuádriceps, yo creo que si dura un km mas la bajada tengo que parar a estirar. Menudo dolor. Aún con todo, bonita salida y grandes vistas.



 

Al día siguiente me levanto hecho polvo de los cuádriceps, un dolor que me durará prácticamente una semana. Por ello, en Jaca me limito otro día a hacer una "andada a ritmo vivo" con las piernas como palos. El lunes, ya en Zaragoza, y dado que el domingo llueve en abundancia y no se puede salir, hago la tirada de 14 km "reglamentaria", aún con dolor pero ya algo recuperado.

Acabamos el mes ya recuperados y esperando la media maratón de Zaragoza del 10 de Mayo, a la cual no tenía muy claro si era conveniente apuntarnos, pero las ganas hacen que por quinto año consecutivo nos plantemos en la línea de salida.
El mes de Abril se cierra con 140 km de correr mas 30 km de "andar a ritmo vivo", en 14 salidas de correr y 4 de marchar.

El objetivo de la media maratón debería ser el salir tranquilo y tomarlo como un entrenamiento de cara a la carrera de Herrera de Junio, sin importar que se fuera el tiempo lo que sea necesario por encima incluso de 1:50. Ahora bien, una vez en carrera seguro que nos pica el tema y salimos a dar mas de lo que estrictamente deberíamos...somos así, no?.

martes, 7 de abril de 2015

I Desafío Herrerino

Bueno, pues ya es oficial. 
I Desafío Herrerino el 13 de Junio, con tres versiones:
- Trail 21 km que consiste básicamente en subir a la ermita por el camino viejo y bajar por el nuevo.
- Trail 8 km que va hasta Valdelafuén y vuelve dando un pequeño rodeo.
- Marcha Senderista 16 km, subiendo a la ermita por el Reguero y bajando por el camino viejo.
Las inscripciones se pueden hacer desde http://www.rockthesport.com/evento/i-desafio-herrerino  e incluyen una comida popular.

Centrándonos en la carrera larga, comentar que es un recorrido íntegramente por caminos carreteros, totalmente corribles. Únicamente algunas rampas al final del camino viejo pueden representar alguna dificultad al tener mucha piedra suelta por su desuso.
La carrera tendrá su inicio y final en la Plaza Mayor, con un tiempo máximo estimado de 3 horas. Saliendo de la plaza, se tomará la Plaza Baja, y por el río y el paso, se saldrá a la carretera del Villar, hasta el cruce del camino de Valdelafuén, donde poco antes de entrar se cumplirá el primer km, que es prácticamente llano.
El segundo y tercer kilómetro discurre por caminos de tierra bien conservados para acceso a fincas de cultivo, picando con varias rampas que empezarán a hacer mella en las piernas, y acumulando un desnivel de 100 m desde el inicio hasta este km 3.
Tras dejar a la derecha el acceso a Valdelafuén, la cosa se empieza a empinar al adentrarnos en la zona de pinar, a la vez que empeora progresivamente el estado del camino, teniendo mas piedra suelta. En este km 4 acumulamos 70 m de desnivel con algún descansillo.
      Km 3 desvío Valdelafuén             Km 4 falso llano             Km 5 larga y dura rampa

Al inicio del km 5 tenemos en un descansillo el camino que viene por la derecha desde Valdelafuén y el barranco del Regacho, variante por la que también se podría ir y con una distancia similar. Tras este enlace, el camino traza una doble curva, endureciendo la pendiente y acumulando en este km cerca de 90-100 m de desnivel. Aquí hay un pequeño atajo que subiendo andando se puede usar, entre el pinar, pero que no explicaremos mas para que nadie lo use...hay que jugar limpio, jeje.
El km 6 puede considerarse el mas duro de la subida. Acumula 100-110 m de desnivel en una larga recta con mucha piedra suelta y muchas regachas de la lluvia, pasando por una pequeña curva encementada, y va a terminar desembocando con una doble curva en el camino nuevo encementado, que coincide exactamente con dicho km 6. Aquí se colocará el primer avituallamiento, que servirá también para la bajada.

Tomando ya la pista de ascenso encementada, el km 7 tiene un desnivel acumulado de 50 m, comenzando con una fuerte rampa y suavizando a partir del desvío al atajo del peirón, que no se utiliza ni en la subida ni en la bajada. Este atajo acortaría la subida en 500 m, pero como comentamos no se prevé subir por él.
Dando la vuelta al monte, el km 8 enlaza una dura rampa y curva a izquierda, suavizándose luego en la larga recta que ya casi desemboca en la cima. Acumula otros 85 m de desnivel.
Vista desde el peirón, donde falta el último km hasta la cima.
Vista desde la ermita del último km y medio de subida.
Finalmente, tras un descansillo viene la última rampa del 20 %, que desemboca en la zona alta de la ermita, donde acumularemos aproximadamente 8.350 m de recorrido y 550 m de desnivel positivo.
                                                     Ultima rampa de acceso, con pendiente superior al 20 %

Tras tocar chufa y el segundo avituallamiento en la ermita, comenzaremos el descenso por el mismo camino encementado por el que hemos subido. En general todo el descenso va a ser bastante corrible y sólo limitado por los cuádriceps y rodillas de cada uno. El tramo hasta marcar el km 9 desciende sobre unos 40-50 m desde la ermita. El km 10 da la vuelta al monte del peirón de bajada y acumula otros 60 m de descenso.
El siguiente km, el 11, acumula 80 m de bajada, y toma el camino engravillado, dejando ya el cemento, y el camino viejo por donde hemos subido a la izquierda. Aquí tendremos el tercer avituallamiento, que coincide con el del km 6 de la subida. El km 12 tiene una doble curva que enlaza dos largas rectas, con 60 m de bajada en total, y el km 13 acumula otros 60 m, teniendo una curva de 180º hacia el desvío de la Fuente de Sancho Mancho, a partir de la cual suaviza bastante la pendiente.
Los tres siguientes km, 14, 15 y 16, van describiendo amplias curvas en la zona de pinar, adaptándose al relieve, y acumulan 150 m de descenso entre los tres, combinando alguna rampa con falsos llanos, en la carretera engravillada que se usa actualmente como acceso principal a la ermita.
                                    Vista de los km 14, 15 y 16, con amplias curvas
Al comienzo del km 17, y poco antes de la salida del camino de la ermita a la carretera del Villar, se gira a la izquierda, para coger hacia el camino de Valdenavarra, un camino de tierra en buen estado, que en este km 17 va internado en el pinar, siendo prácticamente llano con algún tobogán. El km 18 va bordeando el pinar con trazado enrevesado en dirección a Herrera, siendo también bastante llano. Al final de este km se sitúa el cuarto y último avituallamiento, que habrá servido también de avituallamiento único de la carrera de 8 km.
Este km 19 ya se desliga del pinar y se adentra en zonas de campos de cultivo en terreno alomado, descendiendo 30 m en una larga recta dirección a Herrera, pasando junto a varias granjas.
Al inicio del km 20 enlazamos por la izquierda con el camino a Valdelafuén por donde hemos subido, descendiendo hacia la carretera del Villar y saliendo a ella en dirección al pueblo, acumulando en este km 30 m de desnivel negativo.
Finalmente, el km 21 nos conduce por Carravillar y el Revés, cruzando por el puente de las escuelas y bajando a la Plaza Mayor, donde está situada la meta.
Por supuesto es un recorrido para zapatillas "asfalteras", no de trail, teniendo únicamente entre los km 4 y 6 unas rampas con mucha piedra suelta que precisarían algo mas de agarre. Sumando, salen 13 km de cemento-gravilla y 8 de camino de tierra, 5 de ellos en buen estado y 3 con piedra suelta.